Podemos e IU piden un fondo social para evitar cortes de agua y luz en Málaga

Podemos e IU piden un fondo social para evitar cortes de agua y luz en Málaga

Macías: “Durante el estado de alarma los servicios sociales atendieron a 17.000 familias. El número aumenta y el Ayuntamiento tiene que anticiparse para que las familias no tengan que elegir entre llenar la nevera o pagar la luz y el agua”.

La confluencia de Podemos e Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Málaga reclamará, mediante una moción al Pleno, que se adopten las medidas concretas necesarias para que todas las familias malagueñas tengan garantizados los suministros básicos de luz y agua y se amplíen las cuantías para destinar a ayudas sociales de emergencia.

La concejala portavoz adjunta de la confluencia de Podemos e Izquierda Unida, Paqui Macías, reclama la puesta en marcha de “un escudo social municipal para que nadie se quede atrás y podamos atender todas las necesidades de todas las familias que lo precisen en Málaga. Los servicios sociales, durante el estado de alarma, atendieron a 17.000 familias malagueñas que no tenían cubiertas sus necesidades básicas. En la actual situación, el número va en aumento y es preciso actuar con anticipación para que las familias no tengan que elegir entre llenar la nevera o pagar el recibo de la luz y del agua”.

Macías reclama que se “amplíe el fondo de Emasa para hacer frente a los recibos que no puedan pagar las familias en situación de vulnerabilidad. Y que el consistorio cubra también las necesidades relativas a la imposibilidad de pago de los recibos de la luz, a la vez que se amplíen las ayudas de emergencia. Le pedimos al alcalde que no se deje cegar por las luces navideñas y se centre en lo importante, que es atender las necesidades básicas de las familias malagueñas”.

El concejal portavoz de la confluencia, Eduardo Zorrilla, alerta de que “Málaga ya estaba a la cabeza de la pobreza, el paro y la precariedad antes de la crisis derivada del Covid-19 y, con los efectos de la pandemia, la situación es extremadamente grave, los niveles de pobreza se han disparado y la necesidad de atender, por ejemplo, a familias que hoy no podrían comer en nuestra ciudad ha aumentado”.

Zorrilla explica que “hasta hace unos meses las familias cuyas economías no les permitían pagar los recibos de agua y luz no eran apercibidas de cortes gracias al escudo social que puso en marcha el Gobierno de España, pero ante la nueva situación muchas familias no pueden hacer frente a la acumulación de los recibos pasados, los presentes y los futuros. El Ayuntamiento no puede darles la espalda, en 2019 más de 25.000 familias fueron atendidas por el fondo social de Emasa, pero es previsible que la demanda en los próximos meses sea mayor, por ello pedimos al alcalde que se ponga al frente y atienda las necesidades de estas familias malagueñas”.

COMPARTE ESTA NOTICIA